Barrio Vallcarca y los Penitents

anuncios

Barrio Vallcarca y los Penitents

Vallcarca es un barrio escondido entre dos cimas, el de Putget y el del Coll, y que se extiende siguiendo el curso de la riera que le da su nombre. Sus  primeros núcleos van a ser el Hostal de la Farigola, Can Falcó, Can Mas y Can Gomis. Los jardines de Can Gomis van a ser destruidos con la construcción del Hospital Militar.

El antiguo hostal de la Farigola , sobre la riera del mismo nombre, fue demolido y se va construir una escuela. Los terrenos de Mas Falcó acogen una pequeña urbanización de torres aisladas.

En sus inicios Vallcarca formaba parte de Horta. Era un barrio de veraneo y la gente con intereses diferentes que vivía en la Vall. Los veraniegos querían tranquilidad y la gente de la Vall querían mejores comunicaciones. Finalmente se va a construir un viaducto que salvaba la Vall ( el puente Vallcarca) y se va a urbanizar la riera. Siguiendo el curso, se va a abrir al tránsito la Avenida del Hospital Militar, hecho que va a constituir el fin del aislamiento.

En la parte alta del barrio, sobre el Paseo de la Vall de Hebron y al lado de Collserola, hay una zona de Penitentes. Va a nacer en el año 1902, cuando se va hace una primera urbanización en los terrenos de la gran casa señorial de Can Gomis.

El nombre de Penitentes proviene de las reuniones de fieles que, con cierta inspiración religiosa, se van a realizar durante un tiempo en un convento y una cuevas que habían en la zona.

Mossèn Cinto compró el convento, pero lo tuvo que abandonar por problemas económicos y el Ayuntamiento de Horta lo va a demoler. Con el tiempo . el entorno se va a convertir en un pequeño barrio residencial, después dividido por la Ronda de Dalt. La parte más grande, sobre la ronda, ha visto crecer nuevas edificaciones alrededor de la calle de Collserola.

anuncios

Barrio El Putget i Farró

anuncios

Barrio El Putget i Farró.

El Putget es una pequeña montaña que se extiende entre Vallcarca y San Gervasi. A pesar de que existen noticias de la existencia de una capilla del siglo XVII, los primeros vestigios de población se han se situar hacia el año 1870, cuando se va a comenzar a construir unas torres para la burguesía que se trasladaba a causa de las condiciones urbanas que padecía la Barcelona vieja.

Se trataba de uno de los tres barrios, conjuntamente con el de Bonanova y Lledó, que integraban el término municipal de Sant Gervasi en el año 1879. Durante muchos años va a ser fundamentalmente un barrio de verano, pero con el paso del tiempo y la llegada de nuevos medios de transporte como el tren de Sarrià en el año 1863, el metro en el año 1924 y el tranvía, se convierte en un lugar de residencia habitual.

Tal como pasaba simultáneamente en Sarrià o en Salut, el lugar se va a poblar de torres, algunas de estilo modernistas como las que perduran en las calles de Mulet o de Puig – reig. A partir de la segunda mitad del siglo XX muchas de estas casa van a ser sustituidas por pisos . El barrio es dominado por el parque creado en el año 1970 en la cima de la elevación, en terrenos cedidos por la familia Morató.

La parte baja del barrio, por debajo de la Ronda del Mig, corresponde a la zona de Farró, estructurada verticalmente al rededor de las calles de Saragossa y de Vallirana. Este sector va a ver rota la continuidad física con la parte física con la parte baja de del Putget por la abertura de la Ronda del Mig, que durante decenios ha sido una barrera urbana más o menos infranqueable, tanto a pie como en vehículos.

Los proyectos actuales de reordenación urbana y circulatoria de la Ronda entre Balmes y Lesseps permitirán permeabilizar el paso entre las aceras de la montaña y de mar y recuperar la antigua relación entre las dos zonas.

Barrio Sant Gervasi – Galvany

Barrio Sant Gervasi – Galvany

El barrio de Sant Gervasi – Glavany ocupa la parte baja del antiguo término entre la Diagonal y la Ronda del Mig. El nombre de Galvany se va a popularizar cuando lo va a adoptar el mercado municipal de la zona, que recuperaba el del antiguo propietario de los terrenos de los alrededores, Josep Castelló y Galvany.

La urbanización del Campo de Galvany se va a iniciar en el año 1866. Se trataba de unos terrenos al lado del parque de atracciones Turó Park, posteriormente convertidos en jardines en el año 1934, siguiendo un proyecto de Rubió y Tudurí en el año 1917. Este jardín , junto al de Monterols y el pequeño parque de Moragues, son las islas verdes de un barrio de marcado carácter residencial, combinado con una importante actividad comercial y otras actividades sobretodo en el sector más próximo a la Diagonal y al eje vertical de la calle de Muntaner.

El tren de Sarrià ha constituido uno de los principales elementos estructurales y dinamizadores del barrio, a pesar de que su paso a cielo abierto va a representar durante muchos años un importante peligro y una barrera urbana.

Inaugurado en el año 1868, va a ser electrificado en el año 1902. Entre los años 1925 y 1929 se va a cubrir el trazado entre la plaza de Cataluña y Muntaner, hecho que va a dar lugar a la aparición de la Vía Augusta, actual eje vertebrador transversal del barrio.

La tipología edificatoria  predominante es la de isla cerrada, si bien el extremo oriental – en las zonas de Can Ballescar y Modolell – Can Castelló, en banda y banda de la Vía Augusta –  reproduce el modelo de bloques aislados de mediana alzada característico del vecino barrio de las Tres Torres.

Barrio Sant Gervasi – La Bonanova

Barrio Sant Gervasi – La Bonanova

Este barrio se encuentra alrededor del núcleo histórico y la parte alta del antiguo municipio de Sant Gervasi, que data del siglo X, primero adscrito a Sarrià y después villa autónoma desde el año 1714 hasta su incorporación  a Barcelona en el año 1897. El antiguo término de Sant Gervasi de Cassoles estaba situado en los alrededores de Tibidabo, entre la serra y el pla.

Su geografía accidentada por rieras, torrentes y montañas explica el por que se ha mantenido con una población escasa durante muchos años y que no tuviese un núcleo potente. El nombre proviene de una pequeña iglesia rural bajo el nombre de Sant Gervasi. El nombre de Cassoles se ha interpretado como una contracción de Cases Soles.

A mediados del siglo XIX Sant Gervasi va a ser descubierto por la burguesía barcelonista , comenzando así las primeras urbanizaciones. Propietarios como Mandri o Ganduxer van a poner sus nombres a algunas calles que abrían. En poco más de 50 años va a dejar de ser un pequeño pueblo campesino para convertirse en una zona residencial con antiguas casas de campesinos, villas de verano, conventos y colegios religiosos, artesanales.

Esta característica se mantiene aún en buena medida en la parte alta del barrio, conocida como Bonanova, si bien muchas torres han sido sustituidas por bloques de pisos de alto estándar.

Algunos de los edificios destacados del barrio son el de la Rotonda, el Frare Blanc y el de de Bellesguard, obra de Gaudí. Otros elementos urbanos remarcables son el Cementerio de Sant Gervasi, los Jardines de la Tamarita diseñados por Rubió y Tudurí en el año 1918 en una finca privada e inaugurados como parque público en el año 1994, o la antigua fábrica Casacuberta, obra de Josep Domènech i Estepà, rehabilitada y recientemente complementada con un nuevo edificio como el Museo de la Ciencia.