Barrio La Verneda y la Pau

anuncios

Barrio La Verneda y la Pau

El nombre de la Verneda hace referencia a unos árboles que crecen al margen de los ríos, los alisios. E barrio está muy relacionado con el vecino de Sant Martí de Provençals, con el cual forma un continuo  urbano y social.

El primer grupo de viviendas va a ser impulsado por el Patronat Municipal de la Vivienda en la década de los 50, en la zona de la Vía Trajana. El conjunto de viviendas más importante es el de la Pau, situada entre la rambla de Guipúscoa y la Gran Vía.

Compañero de lucha con los barrios del Besòs y del Maresme, este tercer barrio del eje Prim va a ser construido por la Obra Sindical del Hogar. Lo va a inaugurar Franco en el año 1966 en los actos de campaña 25 Años de Paz desde el final de la guerra civil, hecho del cual deriva el nombre.

Un nombre que, a pesar de este origen, hoy se identifica con las connotaciones positivas del concepto paz. El edificio Piramidón, un rascacielos de diecisietes pisos de altura, se construyó en el año 1971. Después de un tiempo sin ninguna destinación concreta, actualmente es la sede de diferentes entidades y asociaciones culturales, vecinales y sociales como la escuela de adultos de la Pau, el centro cívico y un centro de arte contemporánea.

Además del conjunto la Pau, el barrio integra los del entorno de la Palmera, la Verneda Alta y la Verneda baja. En estos últimos se ha llevado a cabo la sustitución por nuevos bloques de los edificios del antiguo polígono, muy deficientes y afectados de patologías estructurales.

El incremento de las renovadas ramblas de Prim y de Guipúscoa y la vecina estación de metro conforman un punto de centralidad y de dinamismo comercial y cívico que ejemplifican perfectamente la gran mejora de calidad urbana que ha experimentado el barrio en los últimos años..

anuncios

Barrio Sant Martí de Provençals

anuncios

Barrio Sant Martí de Provençals

El barrio se asienta sobre los terrenos de núcleo original del antiguo pueblo de Sant Martí de Provençals, que data del año 1052 y debe el  nombre al viejo templo dedicado a Sant Martí de Tours.

El templo, reconstruido más de una vez a lo largo de los años es el origen de la actual iglesia de Sant Martí Vell. Hasta los años 50 del siglo XX, en este territorio habá campos de cultivo, unas cuantas masías como las de Can Planas, Ca l´Arnó, Can Riera, Can Cadena y la iglesia.

A finales del siglo XIX pintores como Nonell, Mir, Pichot y otros iban a pintar los campos y tierras del entorno. El barrio como muchos otros del distrito y de toda Barcelona, se va a originar como respuesta a la oleadas migratorias iniciadas en los años 50.

Los primeros dos grupos de viviendas de lado y lado de la calle de Guipúscua van a ser promovidas por la Caixa de Pensions y la Obra Sindical del Hogar. La aprobación de un plan parcial del sector en el año 1958 va a acelerar la urbanización de las calles y posibilitó la compactación edificadora, con multiplicación de grandes bloques de viviendas.

Va a resultar un barrio con una alta densidad poblacional y una falta total de equipamientos y servicios. Gracias a la perseverancia de la reivindicación vecinal y a la democratización de los poderes públicos, el barrio ha cubierto aquellos déficit.

La plaza de la Palmera, con la chimenea de la antigua fábrica que había y con la gran escultura lineal de Richard Serra, va a ser uno de los primeros espacios ganados para la ciudad en los inicios de la democracia municipal. Años después, la llegada del metro y la urbanización de la rambla de Guipúscua han representado otras importantes mejoras para el barrio.

El puente de Calatrava es uno de los símbolos de la transformación urbanística vivida por el barrio en los últimos años.

Barrio Provençals del Poblenou

Barrio Provençals del Poblenou

Este barrio no ha estado, hasta ahora, una zona con una identidad urbana bien definida. Lo pone de manifiesto, incluso, el nombre de las asociaciones de vecinos del entorno, las cuales, a falta de otros referentes mejores, van a adoptar el las calles de su ámbito de influencia: Gran Víua – Perú- Espronceda y Paraguay – Perú.

El nombre que ahora se ha adoptado remite al topónico  del antiguo municipio de Sant Martí de Provençals y a su vez a la vinculación de este sector con el territorio histórico del Poblenou.

El barrio comprende dos grandes unidades, de un lado, prácticamente todo el frente el lado mar de la Gran Vía entre la plaza de las Glòries y el límite del término, ocupado por los bloques d pisos que se vierten sobre la autopista, actualmente en curso de semicobertura.

De otro lado, el territorio en profunda transformación que se extiende hasta la Diagonal y que corresponde a uno de los dos grandes sectores de desarrollo del 22@.

La potencia de los grandes ejes urbanos que atraviesan la zona en sentido transversal (Gran Vía, Critóbal de Moura, Llull), vertical (Bac de Ronda, Selva del Mar, Josep Pla) y diagonal ( la misma Diagonal y Pere IV) le dan una gran accesibilidad , una buena estructuración y una alta capacidad de atraer actividades, especialmente cuando se completen las aperturas  de calles aún pendientes.

El nuevo gran parque  en el cruce entre la Diagonal y Pere IVdiseñado por Jean Nouvel será un destacado referente urbano. Junto al futuro parque hay el antiguo complejo industrial de Can Ricart. Después de difíciles negociaciones entre propietarios, entidades ciudadanas y el Ayuntamiento, se podrá mantener gran parte de la estructura original del complejo, para preservar el valor patrimonial y destinarlo a usos colectivos.

Barrio El Besòs y el Maresme

Barrio El Besòs y el Maresme

El barrio del  Besòs y el Maresme ocupa el extremo oriental del distrito, por debajo de la Gran Vía, e integra los dos polígonos del mismo nombre.

El límite occidental del barrio se extiende hasta Josep Pla, y el límite sur engloba toda la emplanada del recinto del Forum. La rambla de Prim separa los dos polígonos. Al oeste de Prim hay el Maresme, zona que mantiene el antiguo nombre del barrio, urbanizado en la década del año 1954 al 1964, exclusivamente por iniciativa privada, aprovechando la gran demanda de viviendas provocada por la inmigración.

Al este de la rambla de Prim está la zona del Besòs que toma nombre del río, frontera natural del témino municipal que regaba los terrenos mediante un brazo ( acequías de Cau y Verneda) que desembocaban en el Camp  de la Bota.

El Besòs se  urbanizó en poco tiempo, durante los años 50 , para dar cobijo a la inmigración. Hoy el barrio espera nuevas transformaciones, derivadas de la revitalización de todo el entorno del Fòrum de las Cultures 2004 y de a vecindad de uno de los grandes sectores del 22@.

Esta zona acogerá en los próximos años nuevas implantaciones residenciales y de equipamientos, entre las cuales destaca la prevista localización de un campus de la Universidad Politécnica de Cataluña que apartará una importante vitalidad cotidiana.

La zona de baños del recinto del Fòrum se ha convertido en u nuevo punto de diversión y recreo veraniego para los barcelonistas.

 

Barrio Diagonal Mar y el Front Marítm del Poblenou

Barrio Diagonal Mar y el Front Marítm del Poblenou

Este es hasta ahora el barrio más nuevo de Barcelona y aún está en proceso de formación y consolidación.

Su territorio ocupa una amplia franja del litoral barceloní de levante, desde la rambla de Prim hasta el parque de Poblenou y su origen y desarrollo se vincula a los dos grandes acontecimientos internacionales organizados en Barcelona en los últimos años: los Juegos Olímpicos de Barcelona en el año 1992 y el Forum Universal de las Culturas en el año 2004.

El sector central del barrio corresponde a los dos conjuntos llamados Diagonal Mar: el originario es un gran bloque de pisos de forma escalonada que ocupa tres islas de alargada por dos de altura, y que fue uno de los pocos que hacían en la Diagonal durante los largos decenios en que solo eran abiertos pequeños tramos de la gran avenida.

El otro conjunto, mucho más grande y desarrollado a partir de finales de los años 90 incluye diversos bloques de viviendas, un centro comercial y también el gran parque diseñado por Enric Miralles.

Finalmente, al largo de la costa de poniente, hay el nuevo sector llamado Front Marçitim, formado por cinco islas de viviendas con jardines centrales. Detrás de este, hacia el interior, hay un grupo de islas donde conviven estructuras antiguas como por ejemplo el singular conjunto de la calle de los Pelaires, antes industrial y ahora rehabilitado en modernos talleres y estudios como el del diseñador Mariscal, junto con otras de nuevas o en transformación.

Barrio El Poblenou

Barrio El Poblenou

El núcleo inicial de Poblenou corresponde al antiguo barrio del Taulet, palabra que significa pieza de tierra de cultivo, y ocupa la parte baja más cercana al mar del distrito actual y del antiguo municipio de Sant Martí de Provençaals.

Durante muchos siglos fue una zona de agua de muelles, con lagunas rodeadas de juncos, un paisaje que aún evocan los nombres de las calles de Llacuna y del Joncar.

La abundancia de agua, las grandes extensiones y su bajo su bajo precio favorecieron a lo largo del siglo XVII las instalaciones de los primeros prados de indianas. Después llegaron los vapares, desplazados posteriormente por la electricidad, con industrias de todo tipo: aceite, vinos, textiles, metal, gas, maquinarias, mosaicos, artes gráfica, pinturas, plásticos, alimentación, etc.

A finales del siglo XIX el Poblenou era el territorio con más concentración industrial del país, hasta el punto que va a ser calificado como el Manchester Catalán. El primer núcleo urbano se construyó alrededor de la plaza de Prim y el sugundo, conocido también por barrio de la Plata, en la zona de Wad- Ras, actualmente Ramón Turró.

A lo largo del siglo XX Poblenou se va a consolidar como el barrio residencial, obrero e industrial  con un fuerte aumento demográfico y la aparición de importantes núcleos de barracas como el de Somorrostro, Pekín y Transcementeri, alguno de los cuales no van a desaparecer hasta pasada la segunda mitad del siglo XX .

A partir de los años 60 se produjo un intenso proceso de desindustrialización y el consiguiente liberamiento de grandes solares, muy pronto ocupado de nuevo por empresas de transportes, talleres y almacenes.

Con los Juegos Olímpicos de Barcelona en el año 1992 se va a iniciar la gran transformación del barrio que hoy toma un nuevo impulso con el proyecto del 22@ que se desarrolla a ambos lados del núcleo tradicional del Poblenou.

 

Barrio La Vila Olímpica del Poblenou

Barrio La Vila Olímpica del Poblenou

El Barrio La Vila Olímpica del Poblenou es la herencia de los juegos del año 1992.

El núcleo original de la Vila Olímpica del Poblenou es al sur del barrio y se va a  edificar en una vieja zona industrial del Poblenou llamada Icària en recuerdo a los antiguos socialistas utópicos, para acoger la residencia de los deportistas que van a participar en los Juegos Olímpicos del año 1992.

Proyectado por el equipo de  arquitectos de Bohigas, Martorell, Mackay y Puigdomènech, se fue urbanizando planificando la zona residencial que se convertiría después del acontecimiento y va a representar la recuperación de esta parte del litoral para toda la ciudad.

Es sin ninguna duda una de las principales herencias de transformación urbanística de los Juegos Olímpicos. En esta misma zona del barrio está la playa de la Nova Icària y el Por Olímpic, que se ha convertido en un importante centro de ocio tanto diurno como diurno, vigilado por la torre Mapfre y el Hotel Arts, que dan al frente marítimo de Barcelona su perfil característico.

Después de unos años de lenta arrancada, hoy la Vila Olímpica ya es una zona dotada con servicios y las actividades que dan vitalidad a un auténtico barrio. Entre los grandes equipamientos que se emplazan destaca la Universitat Pompeu Fabra, ubicada en las renobada instalaciones de unos antiguos cuarteles. La biblioteca e la Universitat ocupa el singular edificio del Dèposit de las Aigües, que antiguamente alimentaba la fuente del vecino parque de la Ciutadella.

Una de las últimas mejoras del barrio es la presencia del tranvía. Las obras para implantarlo se han aprovechado para remodelar la calle de Wellintong donde  inicia la línea en dirección a Sant Adrà y  transformarlo en un agradable paseo para peatones.

Barrio El Parc i la Llacuna del Poblenou

Barrio El Parc i la Llacuna del Poblenou

La calificación de 22@ que delimita el distrito tecnológico de Sant Martí define el nuevo barrio del Parc y la Llacuna del Poblenou.

El barrio integra dos zonas bien diferenciadas hoy pero que tenderán a integrarse en los próximos años: de un lado el vecindario del Parc y de otro el entorno de la plaza de las Glòries, en concreto la parte baja que se extiende en dirección al mar.

El sector del Parc está formado por una docena de ilas situadas entre el Parc de la Ciutadella, la Estación del Nord y la calle Martina. Estos elementos que lo rodean han estado, en buena medida, barreras urbanas que han dificultado la integración de este pequeño núcleo urbano más amplio, como también lo ha hecho su posición al límite entre tres distritos.

En un futuro inmediato el eje de la Meridiana y de las d´Almogàvers, Pallars y Pujades han de ser las vías de conexión que vinculen el Parc con el sector 22@ comprendido entre la Meridiana y la calle de la Llacuna.

Los nuevos desarrollos residenciales, de equipamientos y sobre todo de actividad que se prevén situarán el Parc en un contexto territorial y funcional más amplio y más diverso que favorecerá el dinamismo y la integración urbana.

Con respecto al entorno de la plaza de las Glòries , se trata de un espacio en profundo proceso de transformación. En primer lugar por la reurbanización de la misma plaza y de todo el espacio que la rodea, que equivale a más de una decena de islas de l´Eixample, complementada con la construcción de algunos edificios emblemáticos y de un potente intercambiador de transporte que le otorgará gran accesibilidad y en segundo lugar por el desplegamiento de actividades del 22@ en una cincuentena de islas con operaciones destacadas como el eje residencial y terciario de la calle de la Llacuna o de los equipamientos, parques y otros usos al eje de la Meridiana.

 

Barrio El Clot

Barrio El Clot

El Clot es uno de los núcleos más antiguos de Sant Martí. Ya existía en la época medieval con el nombre de Clotum Melis ( Clot de la Mel). El nombre del barrio se deriva de la palabra cros que significa fondo y hace referencia a las tierras de cultivos situadas en en hondonadas, muy ricas gracias a las huertas y los molinos alrededor del Rec Comtal, que proveían  de víveres a la ciudad de Barcelona y entre otros productos miel de gran calidad.

El carácter rural de esta zona se va a mantener hasta el siglo XIX. Algunas masías y torres señoriales han llegado hasta nuestros días como la Torre del Fang o la Torre de Sant Joan. Las demás han desaparecido con el tiempo, pero algunas de sus calles o rincones evocan el pasado agrícola.

Durante el siglo XIX se van a instalar las primeras harineras, seguidas por industrias textiles,  curtidurías, tejerías, etc. Al final del siglo XIX el barrio se había convertido un asentamiento industrial y obrero con un aumento muy importante de población, la mayoría procedentes del resto de Cataluña y de Aragón.

En el año 1854 va a comenzar a circular la línea del tren en dirección a Francia, y en el año 1861 la de Zaragoza. El posterior soterramiento o suspensión de los trazados del tren , en el siglo XX, no supuso la desaparición de barreras urbanas, al ser sustituidas por vías rápidas para automóviles como la Meridiana, inaugurada en el año 1964 o más tarde Aragó y la Gran Vía.

Este hecho que actualmente se intenta corregir facilitando la permeabilidad de los peatones a través de estas grandes arterias, ha estado una de las causas de la consolidación de dinámicas urbanas diferenciadas en el Clot y en Camp d´Arpa.

El Clot ha perdido poco a poco su carácter industrial al desplazarse o desaparecer antiguas fábricas y talles. Eso ha hecho posible la recuperación de algunos espacios grandes para uso ciudadano como el parque del Clot. Otras zonas como el Clot de la mel han acojido nuevas implantaciones residenciales.

Barrio El Camp de l´Arpa del Clot

Barrio El Camp de l´Arpa del Clot

La parte norte del territorio hacia donde se extendió el núcleo del Clot era conocida como barrio de la Muntanya y comprendía el actual Camp de l´Arpa y Guinardó.

Va a mantener su peso agrícola hasta mediados del siglo XIX cuando comenzó a ser urbanizado.El topónimo de Camp de l´Arpa procede probablemente de la existencia de un dolme en esta zona. Figura citada en en un documento del año 1037 del cartulario de SAnt Cugat, con la forma ad ipsa archa con motivo de una confrontación de límites.

El nombre actual seria una deformación del original. Desde el punto de vista urbanístico el Camp de l´Arpa se resistió al Plan d´Eixample d´IIdedons Cerdà aprobado en el año 1859.

Los intereses de los propietarios y de la oposición de los miembros del consorcio hicieron que la mayor parte de las aperturas de las calles nuevas se entroncaran al llegar al barrio. Por eso las calles de Còrsega, Roselló y Provença mueren a la altura del trazado de la calle Rogent.

Este hecho ha permitido mantener algunos pasajes del siglo XIX como ahora los del Sospir, del Trinxant, del Pistó, etc que proporcionan una imagen insólita de comienzos del siglo XXI.

Otro testimonio del pasado agrícola es la masia de Can Miralletes en el  extremo superior del barrio. La plaza de Can Robacols recientemente reformada y especialmente la calle de Rogent para peatones son elementos capitales que aglutinan la vida del barrio.