Barrio de La Nova Esquerra de L´Eixample

 Barrio de La Nova Esquerra de L´Eixample

Este es otro de los barrios antiguos de Barcelona, nace en el siglo XX. La Nova Esquerra de L´Eixample , al costado de las tres piezas de Can Batlló , actual Escuela Industrial, la Model y el Escorxador, actual parque de Joan Miró, no comienza con su urbanización y edificación con fuerza hasta los años 30 del siglo XX. La presencia del ferrocarril y de la fábrica Batlló va  provocar que hasta que esta no cerrara en el año 1910, no se haya podido crear un trazado urbano desarrollado.

Hasta este momento  el barrio estaba formado  mayoritariamente por un conjunto disperso de barracas ocupadas por gente que venía a trabajar a las obras de La Exposición del año 1929, una situación casi rural  que, en ciertas zonas, se va mantener hasta la postguerra. Pero la transformación de la antigua fábrica en Escuela Industrial en el año 1910 va a iniciar el proceso de modernización de la zona.

Como elemento urbano históricamente destacable se ha de nombrar el escorchador municipal, inaugurado en el año 1892, el cual va a funcionar hasta 1979, año en que el solar va a ser destinado a un parque como ya había previsto Cerdá. Este parque va ser inaugurado en el año 1983 con la escultura de Miró Dona i Ucell como pieza emblemática .

En la nueva Esquerra de L´Eixample se encuentran destacados edificios tales como La Casa Golferichs (1901), creada como escuela religiosa y hoy es un centro cívico, después de haber estado salvada del derrumbe en el año 1972 por la presión popular. Este barrio ha recibido una fuerte ayuda en los últimos años gracia a la creación de  la urbanización de la calle de Tarragona y al impulso como nueva área terciaria, en el contexto de los proyectos desarrollados con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona en el año 1992 .

Por otro lado la creación de la Avinguda de Roma, aún en ejecución, permitirá constituir la avenida en un eje cívico de unión entre L´Esquerra Antiga y la nueva, de este forma se eliminará y se superará el carácter de barrera, primero por el paso del tren y segundo por la elevada circulación de vehículos que ha tenido durante décadas.

Algo muy característico del barrio es la fiesta del fuego de la verbena de Sant Joan.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *